Archivadores Metálicos Para Oficina

Consulte nuestro amplio catálogo de Archivadores Metálicos Para Oficina para sus necesidades de archivo en la oficina. Desde los tradicionales archivadores AZ y los archivadores de palanca hasta las cajas del archivo y los ficheros finales, tenemos todo tipo de sistemas de archivo que necesita.

≫ Rendimiento de: Archivadores Metálicos Para Oficina

Tipos de archivadores

Archivo de palanca

Una de las carpetas más utilizadas, especialmente en las oficinas. Los archivadores de palanca tienen un mecanismo que deja abrir y cerrar las anillas de manera fácil y cómoda. Permite un acceso rápido a los documentos y es útil tanto para archivar como para preguntar. Los archivadores de palanca están libres con diferentes peculiaridades, en función de sus necesidades.
Hay varios accesorios disponibles para este género de guardarropa para incorporar más funcionalidad.
Compresores: componentes metálicos, normalmente fijados a las anillas, que aumentan la capacidad del archivador comprimiendo y ajustando los documentos archivados y reduciendo su espacio.
Protectores de esquinas: son refuerzos metálicos en los bordes y esquinas inferiores para eludir el deterioro de la carpetita por el uso.
Etiquetas o portaetiquetas: se sitúan en el espinazo de la carpetita y dejan fijar etiquetas al contenido de la misma, ya sea en forma de etiquetas fijas o de bolsas o fundas para colocarlas.
Agujeros: son orificios circulares en el espinazo de la carpetita para facilitar la extracción de exactamente la misma de la estantería.
Ranuras o rads: dos ranuras metálicas de refuerzo a la altura de las anillas, que intercalan las anillas para acrecentar la estabilidad de la carpetita y eludir que el arco se abra o se salga de la tapa, aprovechando mejor el espacio de almacenaje.

Carpetitas de anillas

Las carpetitas de anillas son de las mejores opciones para almacenar y organizar documentos.
Disponibles en varios tamaños, acostumbran a tener dos o cuatro anillas para guardar las hojas horadadas, o en fundas de plástico multiperforadas, y asimismo se les pueden agregar separadores para asistir a clasificar de forma más sencilla. Esto le permite hojear de forma rápida su material sin tener que sacar las hojas del archivador.
Archivadores modulares
Los archivadores modulares acostumbran a contener dos, 3 o 4 archivadores de palanca, dependiendo de la anchura del espinazo de cada archivador. Se alojan en cajas o cajones adaptados a toda la gama.

¿Has visto esto?   Como Archivar Papeles De Oficina

Carpetas de anillas escolares

Las carpetas de anillas escolares son una de las formas más sencillas de organizar todos tus apuntes por asignatura o tema. Con la adición de hojas perforadas para redactar, se puede emplear de forma afín a un bloc de notas o libreta.
También hay Carpe Blocs, que son ideales para los que desean llevar sus cuadernos de forma organizada en el archivador de la escuela.
Hay una amplia gama de modelos y suelen venir con un espinazo ergonómico para llevarlos cómodamente. Algunas asimismo tienen anchos singulares para incorporar separadores o fundas, lo que le permite ordenar sus hojas más de forma fácil. Una característica clave de esta carpeta escolar es que viene con 100 repuestos y se puede cerrar con una banda elástica.

Archivador AZ

Los ficheros AZ son fundamentalmente ficheros de palanca. Se llaman así por el hecho de que algunos fabricantes ponen las letras A-Z en el espinazo, normalmente para archivar en orden alfabético. Acostumbran a emplearse para organizar y guardar documentos importantes.

Archivadores de sobremesa

Los archivadores de escritorio son una forma de almacenamiento de documentos que los mantiene organizados y alcanzables en el escritorio. Hay dos tipos de soluciones de almacenamiento disponibles en los archivadores de escritorio. Por un lado, las llamadas carpetitas de tela son una forma sencillísima de organizar archivos y tarjetas. Si añade separadores alfabéticos a estos ficheros de escritorio, podrá hallar la información que precisa más rápida y de manera fácil.
Por otra parte, existen archivadores modulares y de cajón que organizan los documentos en un sistema de bandejas y mejoran la organización de su espacio de trabajo.

Cajas de archivadores

Las cajas de archivo son fundas de cartón en las que se introducen los archivadores. Esto permite almacenar los archivadores en posición vertical y acceder sencillamente a ellos cuando sea necesario. Asimismo mejora la estabilidad y protege el interior.

Fichero final

Los ficheros finales son cajas de cartón o plástico autoorganizadas que se pueden cerrar como carpetitas. Su espinazo personalizable facilita el almacenamiento de documentos y el seguimiento de lo que se guarda en cada lugar. Son muy fáciles de montar y están libres en diferentes tamaños y colores según las necesidades.
La caja del archivo final tiene una tapa con pestañas para resguardar los documentos con seguridad y, al mismo tiempo, permitir un fácil acceso a los documentos guardados.

¿Has visto esto?   Que Son Archivos De Oficina

Cómo organizar los archivadores

Si quieres saber de qué forma dibujar líneas alrededor del exterior de una carpeta de anillas, aquí tienes algunas ideas. Esto le deja crear sus propias cubiertas usando sus colores preferidos, añadiendo un toque personal a sus carpetitas.
Emplea exactamente las mismas técnicas que se emplean para las cubiertas de los libros de texto, como papel adhesivo como Ironfix o Evergum, papel decorativo y tela para decorar y crear la cubierta.

Primeramente, estira de manera cuidadosa el material que has escogido para la cubierta de la carpetita. Si has elegido un papel adhesivo como Ironfix, utiliza una regla para presionar el papel contra la cubierta mientras que lo estiras para eludir que se formen burbujas de aire bajo el papel.
Dobla aún más las esquinas hacia dentro para que la tapa quede totalmente cubierta.
En el interior, cubre el exceso y el borde con otro pedazo de papel o cartón.
Si escoges un material no plástico para la cubierta exterior, como la goma eva, el papel decorativo o la tela, puedes forrarla como un libro del mismo modo y incorporar un forro transparente al final para resguardar la carpetita y hacerla impermeable.
Además de esto, con un tanto de imaginación, usando técnicas conocidas como el lettering y el scrapbooking, puede personalizar la portada de su carpeta.
Y si deseamos dar un toque personal a nuestras carpetitas, podemos forrarlas de forma personal y original agregando algunos materiales extra.

¿Que te ha parecido?